Radio Feminista en Venezuela: Entevista con Yiniba Castillo ūüďĽ

Mi ultima memoria de Yiniba Castillo fue de su voz; se par√≥ poderozamente en el esenario del teatro representando nuestra clase durante la competencia anual de Gaita. Hoy, todavia es su voz el magnitismo que me atrae.  Yiniba es una de las fundadoras de Empoderadas FM, un programa de radio feminista en Venezuela, y ProyectoM, una organisacion dedicada a los derechos y fortalecimiento femenino. Habl√© con Yiniba sobre su campa√Īa para el anti-conceptivo, titulada "D√≥nde Est√° la Pastilla?," como se orienta en un clima politico tan corupto y opresivo como el de Venezuela, y su enfoque para un feminismo mas cercano. 

 

Stephanie Orentas (SO): ¬ŅC√≥mo comenz√≥ Empoderadas FM y Proyecto M?

Yiniba Castillo (YC): Primero fue ProyectoM. Antes de que fuera lo que es, fue un impulso m√≠o por compartir lo que pensaba. Estaba haciendo tesis, ya sin materias en la universidad, estresada y al mismo tiempo aburrida. Pensando en lo que har√≠a luego de graduarme. Para no aburrirme tanto y liberar frustraciones, cambi√© mi "twitter" (donde sol√≠a ser muy activa) a @yinibafeminista y me propuse liberar. Hablar de esas injusticias con la que uno se tropieza todos los d√≠as. Sin embargo, not√© que la discusi√≥n se pod√≠a tornar personal y quise separar mi nombre de mi feminismo. Al momento que me lleg√≥ ProyectoM a la cabeza hice un grupo de whatsapp con todos mis amigos de la universidad a los que sab√≠a que les gustar√≠a participar. Y fue la mejor idea, ni mi imaginaci√≥n ni mi aspiraci√≥n habr√≠an llegado tan lejos. De repente ya hab√≠a ideas de ser una organizaci√≥n legalmente establecida, hacer eventos, tener p√°gina web, recolectar dinero, contactar con medios, artistas, hacer campa√Īas, etc. Desde ese d√≠a hasta hoy, seguimos trabajando por crecer.

Empoderadas FM surgi√≥ gracias a una gira de medios que hicimos con ProyectoM. Ten√≠amos para mayo-junio del a√Īo pasado una campa√Īa llamada "¬ŅD√≥nde est√° la p√≠ldora?" con la que busc√°bamos difundir la gravedad de la escasez de anticonceptivos en el pa√≠s. Fuimos a cuanto programa de radio y televisi√≥n pudimos, pero nos quedaba esa sensaci√≥n de que no est√°bamos diciendo todo lo que quer√≠amos decir, ni hablando con la suficiente libertad. Entonces una de las miembras de la fundaci√≥n, adem√°s amiga-"partner in crime", que estaba haciendo la gira conmigo, me dijo "¬Ņaja y si tenemos nuestro propio programa?" y obvio, la idea era hermosa. Gracias al apoyo econ√≥mico de su pap√°, de mi padrastro y los amigos de ambos, pudimos conseguir el espacio y luego conseguir clientes para mantenerlo. Hablamos de feminismo todos los d√≠as, los diferentes temas que pueden surgir, para hacer ver a las personas que hay m√°s visiones de mundo que aquella que nos imponen desde peque√Īos, que abrirse es bueno. Des-aprender y re-aprender.

download.png

SO: Cu√©ntanos un poquito m√°s sobre la campa√Īa de "¬ŅD√≥nde est√° la P√≠ldora?"

YC: "¬ŅD√≥nde est√° la P√≠ldora?" fue nuestra primera oportunidad de salir al ruedo. Ya hab√≠amos hecho una mini-campa√Īa del D√≠a de la Mujer 2015 pero cosa de un d√≠a, de resto est√°bamos m√°s bien pensando en constituirnos legalmente y en qu√© hacer luego. En eso me llam√≥ una amiga muy querida, quien fue mi profesora en LUZ y es feminista tambi√©n aunque en su momento prefer√≠a que no le colocaran etiquetas "modernas" (porque ella es ide√°ticamente postmoderna). Me llam√≥ y me dijo algo as√≠ como: "tu eres feminista ¬Ņno? y tienes una organizaci√≥n ¬Ņno? ¬Ņentonces por qu√© no has hecho nada por el problema de los anticonceptivos en el pa√≠s? ¬ŅD√≥nde est√°n las feministas que reclamen eso?" y yo me sent√≠ casi rega√Īada. Era verdad, yo hab√≠a sido incapaz de preocuparme por eso porque mi t√≠a es ginec√≥logo y me regalaba tantas cajas que luego yo no sabia a qui√©n regalarlas. Y en ese momento el problema no era medi√°tico ni visible. Y le dije que bueno, que lo har√≠amos.

Luego analizando la situaci√≥n me di cuenta que no iba a ser nada f√°cil. Yo con 21 a√Īos que ten√≠a entonces, soltera, me iba a ver mal pidiendo anticonceptivos. No porque est√© mal que lo haga, si no porque en esta sociedad con moral judeocristiana las mujeres deben llegar v√≠rgenes al matrimonio. Y no digo "ver mal" porque me preocupara individualmente, si no porque no me iban a tomar en serio. A los 21 a√Īos todav√≠a mis amigas no se atrev√≠an a hablar abiertamente de sexo en el mismo grupo. Pocas a ninguna se cuidaba con algo que no fuera cond√≥n, que siempre pone el hombre al momento, como para no tener que asumir que eran y son sexualmente activa. ¬ŅQui√©n de nuestra edad (que siempre ha sido nuestro p√ļblico) iba a apoyarnos as√≠? Esta sociedad castiga a las mujeres sexualmente activas.

download (1).png

Pero no era eso nada m√°s. Venezuela es un pa√≠s con problemas de todo tipo. No hay agua, no hay comida, no hay medicinas. La gente se est√° muriendo de c√°ncer o sida sin quisimos y antirretrovirales y yo iba a pedir anticonceptivos. ¬Ņy para qu√©? ¬Ņpara poder tener sexo a los 21 a√Īos y sin estar casada? era un rollo.

En un primer momento yo quise lanzarme con toda rebeld√≠a.. algo como "queremos tirar" y tener una campa√Īa muy a lo feminista punk para dejar claro que la virginidad no es lo nuestro y que nos importa muy poco que nos miren mal por necesitar la p√≠ldora, pero por fortuna a las dem√°s personas del equipo no les gust√≥ y se nos ocurri√≥ usar "¬ŅD√≥nde est√° la p√≠ldora?" con una campa√Īa mucho m√°s "institucional", con historias que la respaldaran para dar a entender la urgencia de la situaci√≥n, con cifras con predicciones de lo que pasar√≠a si crece el n√ļmero de embarazos no deseados y la parte m√°s importante, con una campa√Īa de informaci√≥n con respecto a otros m√©todos menos populares que en su momento pod√≠an suplantar a la p√≠ldora porque aun estaban en las farmacias, o los m√©todos de larga duraci√≥n, que solo necesitar√≠amos uno cada 3, 5 o 10 a√Īos.

Y con eso nos fuimos a cuanto programa de radio y televisi√≥n nos abri√≥ las puertas. Hicimos notas de prensa que enviamos  a varios peri√≥dicos regionales, hicimos volantes y los repart√≠amos o coloc√°bamos donde nos dejaban, hicimos chapas y por supuesto la campa√Īa por redes sociales. Todo eso dur√≥ como mes y medio. La cerramos para hacer otras cosas. Nuestra intenci√≥n no era que el presidente soltara los d√≥lares para las pastillas (porque no lo har√≠a y porque con escasez de alimentos era hasta tonto pedirlo) si no informar sobre la situaci√≥n para que cada quien pudiera ir tomando previsiones y adem√°s conociendo los m√©todos alternativos.

download (3).png

Quisiera aclarar algo que no se si quienes no est√°n en el pa√≠s entienden. Me disculpo de antemano si es muy obvio. Cuando decimos que nuestra intenci√≥n no era que el ‚Äúpresidente soltara los d√≥lares‚ÄĚ no es porque esper√°bamos que hubiera anticonceptivos gratis pagados por el Estado. La cosa es distinta. En Venezuela no hay anticonceptivos (ni comida, ni medicinas, ni nada) porque el Estado es el √ļnico legalmente capaz de vender d√≥lares. Si alguien quiere pasar sus bol√≠vares a d√≥lares debe ir al Estado. En Venezuela pr√°cticamente no se fabrican medicamentos y los pocos que se fabrican igual necesitan qu√≠micos importados, eso quiere decir que quienes lo hacen necesitan d√≥lares y quienes quieren importan, necesitan cambiar los bol√≠vares ganados a d√≥lares para poder seguir con el ciclo econ√≥mico. El problema es que el gobierno no tiene suficiente flujo de d√≥lares para todos los sectores porque est√°n quebrados, por la ca√≠da del precio del petr√≥leo, las deudas con china y cuba y porque obviamente, al ser los √ļnicos que manejan esa masa monetaria, hay excesiva corrupci√≥n. Por eso es un poco complejo pedir una soluci√≥n al problema. Es un problema ‚Äúestructural‚ÄĚ en todo sentido. Muy complejo como para resolverlo de un tajo

SO: ¬ŅC√≥mo les fue en la gira?

YC: La respuesta fue buena. Mejor que la esperada. Tuvimos que ver algunas caras sonrojadas cuando habl√°bamos de sexualidad femenina tan abiertamente, o cuando dec√≠amos que la abstenci√≥n no es una soluci√≥n, pero no mucho m√°s. Cuando dije que no sent√≠amos suficiente libertad para hablar es porque muchas veces las entrevistas no son buenas. Se distraen pregunt√°ndote otras cosas o el entrevistador te interpreta distinto y el mensaje de tergiversa. A veces ten√≠amos muy poco tiempo para hablar de la situaci√≥n o nos qued√°bamos demasiado tiempo en la discusi√≥n de por qu√© somos feministas. O al entrevistador no le convenc√≠a la campa√Īa y la entrevista se hac√≠a in√ļtil. En fin. Por este mismo rollo de la moralidad y la situaci√≥n del pa√≠s, la campa√Īa no fue del todo f√°cil, sin embargo siempre la consideraremos un √©xito.

Gracias a esa campa√Īa nos dimos a conocer mucho, luego nos llamaban para entrevistarnos de otras ciudades del pa√≠s, nos ped√≠an data, nos ped√≠an pastillas, recomendaciones. Nos logr√≥ posicionar como la organizaci√≥n seria que quer√≠amos ser.

Tenemos pendiente relanzar esta campa√Īa. Ahorita acabamos de cerrar todo lo del d√≠a de la mujer y queremos seguir el a√Īo con esto, porque el asunto del zika es grave y no se est√°n tomando cartas en el asunto por parte del gobierno. Ni siquiera se le est√° dando suficiente cobertura medi√°tica. No ser√≠a igual por supuesto. Los m√©todos alternativos de los que habl√°bamos antes ya pr√°cticamente no existen. Ser√≠a m√°s reclamo gubernamental y exposici√≥n de una situaci√≥n insostenible. Adem√°s de exigir la ampliaci√≥n de las causales de aborto terap√©utico, que ha sido la respuesta ante el zika para pa√≠ses como Colombia.

download (4).jpg

SO: How did you all get connected with each other? Who are the members in the foundation and who is your partner in crime?

YC: My partner in crime is Estefan√≠a Reyes, she is a journalist and political scientist. The members of the foundation are Madelein Rossell (who studies law), Paola Albornoz, Ender Benavides, Ivanna Marquez, Andreina Chirinos, Katny Ferrer y Andrea Monsalve, with the support of my sister in everything graphic design, Yiniba Camila.

Most [of us met] in college. We were in two gender studies courses together throughout our college career, one called ‚ÄúInterculturalism and Gender‚ÄĚ and the other ‚ÄúGender and Recognition‚ÄĚ, while studying political science at Universidad Rafael Urdaneta. The rest have come to work with us through recommendations, by reaching out to us, or just by coincidence. We have a very diverse group, everyone has different abilities. We have people coming to us wanting to contribute, but don‚Äôt know how. In the end, those who join us know what they want to do and plans with how to do it.

 

SO: How do they overlap with each other?

YC: ProyectoM legally has a President, a Vice-President, a Secretary and a Treasurer. It is what is in the Statute. Actually, things are a bit more horizontal, or at least I would like to believe. My job is to create, convene meetings, handle the instagram. My partner in crime is the media specialist, but is always coming up with ideas, and usually makes the best alliances. She is also the producer of Empoderadas. Another member handles the legal side because they‚Äôre a law student; they‚Äôre also enthusiastic about financing, which is also a great contribution. We have three members helping in the graphic aspect. Others collaborate in all the previous tasks and depending on the specific activities that arise, new tasks are distributed.

At Empoderadas FM, my partner in crime is a producer and I’m the host representing ProyectoM, but we also count on a journalist and broadcaster with experience that supports us in an area in which we were, or still are, beginners.

 

download (2).png

SO: ¬ŅC√≥mo se superponen el uno al otro?

YC: En ProyectoM legalmente tenemos una presidenta, una vicepresidenta, un secretario y una tesorera. Es lo que est√° en el estatuto. Realmente las cosas son un poco m√°s horizontales, o al menos eso quisiera creer. Mi trabajo es idear, convocar a las reuniones, manejar el instagram. Mi partner in crime es la especialista en medios, pero siempre est√° ideando y suele hacer las mejores alianzas. Adem√°s es la productora de Empoderadas. Otra miembra maneja toda la parte legal porque es estudiante de derecho, adem√°s de entusiasta en temas de financiamiento lo que tambi√©n es un gran aporte. Tenemos tres miembras ayud√°ndonos en la parte gr√°fica. Los dem√°s colaboran en todas las tareas anteriores y dependiendo de las actividades espec√≠ficas que se tengan, se distribuyen nuevas tareas.

En Empoderadas FM est√° mi partner in crime como productora y yo como locutora representado el feminismo de ProyectoM, pero adem√°s contamos con la compa√Ī√≠a de una periodista y locutora con experiencia que nos presta apoyo en un √°rea en el que √©ramos, o somos aun, principiantes.

SO: ¬ŅDesde cu√°ndo est√°n al aire?

YC: Desde julio de 2015. En diciembre cumplimos 100 programas. Hoy ya vamos por alrededor de 140.

 

SO: ¬ŅC√≥mo ha respondido la gente de Venezuela al radio feminista?

YC: [se r√≠e] Venezuela no lo s√©. En Maracaibo nos ha ido bien. Antes transmit√≠amos por ‚ÄúPeriscope‚ÄĚ a diario y tambi√©n nos iba bien, ten√≠amos fans de M√©xico y otros pa√≠ses de habla hispana. Nuestros colegas de la estaci√≥n nos respetan y hemos recibido cierto feedback que nos indica que hay gente escuch√°ndonos y empap√°ndose de lo que decimos. Lo mejor es que hemos conocido mucha gente talentosa gracias al programa. No se me ocurre una mejor idea para crear alianzas.

Recuerdo un momento en que de repente sent√≠ que perd√≠amos el tiempo con este trabajo. Esas semanas pesimistas. Y en un solo d√≠a recib√≠ tres comentarios de personas desconocidas sobre el programa. Una madre que me dijo que ella hab√≠a sido una adolescente con embarazo precoz, agradeci√©ndonos por educar y hablar de esos temas; otra se√Īora felicit√°ndonos por nuestro verbo sin tapujos y un caballero que me felicit√≥ por decir abiertamente que ve√≠a pornograf√≠a (jajaja). Es dif√≠cil hablar para un micr√≥fono a diario sin ver la reacci√≥n que causas, pero menos mal que siempre, cuando entramos en desesperaci√≥n, nos cae alguien para auparnos.

 

SO: Cuéntanos sobre su entrevista con Tamara Adrián…

YC: Tamara es un sol. Conseguimos la entrevista con ella gracias a Desir√©e Barboza, diputada de Voluntad Popular y a quien entrevistamos en nuestro primer programa. Ella nos dijo que fu√©ramos a ver a Tamara en la sede del partido ac√° en Maracaibo, pues hab√≠a venido de visita para presentar un documental en el cual particip√≥. All√° la esperamos por m√°s de tres horas. Fuimos las primeras en llegar a la reuni√≥n. Al rato empezaron a llegar las personas a las que ella hab√≠a convocado. Todos activistas LGTBI de sus comunidades. L√≠deres, que empezaron en su mayor√≠a planificando ‚Äúopen¬īs‚ÄĚ o fiestas gay, y ahora usaban esas habilidades log√≠sticas aprendidas y sus innatas capacidades de liderar para defender los derechos humanos de los suyos. Fue una reuni√≥n fascinante. La intenci√≥n de Tamara con estas reuniones es sacar la homosexualidad, el travestismo y la transexualidad de la marginalidad y sumarlos a la vida p√ļblica y pol√≠tica.  Organizar a los LGTBI.

Tamara estaba rodeada de medios. La mayor parte de la entrevista que sacamos al aire la obtuve acercando mi celular mientras ella respond√≠a las preguntas de otros. Cuando ya todo termin√≥ me acerqu√© y le cont√© del programa, sobre todo para que enviara el saludo y para que respondiera unas ultimas preguntas que me quedaba. Ella ni me miraba. Se notaba cansada, impaciente, hasta fastidiada de las mismas preguntas. Yo le dije ‚Äúsomos un programa feminista‚ÄĚ y se qued√≥ viendo el celular, al rato sube la mirada y me dice ‚Äúmira‚ÄĚ, estaba buscando en su celular una foto de ella con una franela que dec√≠a ‚ÄúFeminismo: La noci√≥n radical de que las mujeres son personas‚ÄĚ y me sonr√≠o.

La productora de programa la ha entrevistado un par de veces m√°s, tanto para el programa como para un peri√≥dico en el cual trabaja. Ya Tamara la tiene grabada en su celular y cuando le contesta le dice ‚ÄúHola maracuchita‚ÄĚ, yo, me muero de envidia. La admiro mucho.

SO:¬ŅC√≥mo les afecta a Empoderadas FM y Proyecto M la pol√≠tica Venezolana?

YC: Bueno directamente no puedo decir que estamos demasiado afectadas. Lo estamos como lo estar√≠a cualquier otra organizaci√≥n en el pa√≠s que no haya aun hecho la suficiente bulla como para llegar a incomodar al gobierno. No hemos sufrido de censura ni nos han cerrado puertas. Este gobierno se jacta de ser feminista, si no nos hemos acercado m√°s es porque no hemos querido vernos demasiado ‚Äúcercanas‚ÄĚ a este partido. Eso si, en este pa√≠s no ha estad√≠sticas y es muy complicado trabajar sin ellas, cada vez que queremos hablar de una problem√°tica tenemos que acudir a cifras internacionales, muchas de ellas incluso temporalmente desfasadas, y sumarlo a nuestras experiencias cotidianas, porque ac√° se vive un sesgo comunicacional de otro planeta. No hay acceso a la informaci√≥n.

En todo caso Empoderadas es el nicho m√°s peligroso de sufrir censura, pero hemos dicho lo que nos place, salvando que siempre hay alguien que te mira mal cuando les dices ‚Äúmijisto‚ÄĚ a Maduro o cuando se te ocurre pronunciar algo parecido a ‚Äúdictadura‚ÄĚ.

De forma indirecta claro, nos vemos afectadas todos los d√≠as. Tiene una doble cara la situaci√≥n, porque como personas nos indigna, pero como organizaci√≥n nos impulsa a trabajar. Ellos se hacen llamar feministas porque tienen un supuesto lenguaje inclusivo, como si decir ‚Äútrabajadores y trabajadoras‚ÄĚ bastara para cambiar la realidad. Debajo de eso hay un pa√≠s con una tasa de embarazos adolescentes descomunal y en ascenso, una educaci√≥n sexual viciada por la moral judeocristiana, problemas grand√≠simos para el acceso a los anticonceptivos, el virus de zika sin que haya suficientes controles sanitarios (ac√° ni siquiera se consigue el repelente) o normas de aborto coherentes con la realidad. Tenemos femicidio y violaciones a granel. Falta de normas que regulen el acoso callejero o el cyberacoso, e incluso, una ley de protecci√≥n a la mujer que solo funciona si quien te agrede tiene un parentesco contigo, como si la √ļnica violencia de g√©nero posible fuera la emanada de un familiar u esposo.

Adem√°s no hay suficientes mujeres en los poderes p√ļblicos. Los chavistas tambi√©n se jactan de haber buscado la equidad al poner mujeres en el Tribunal Supremos de Justicia o en Ministerios como el de deporte, pero al final son mujeres que m√°s que perseguir el bienestar femenino persiguen los ideales de una tolda pol√≠tica claramente patriarcal. Ch√°vez es el padre todo poderoso. Adem√°s, apenas el Consejo Nacional Electoral hace algo coherente por las mujeres, que fue la resoluci√≥n que oblig√≥ a los partidos a hacer sus postulaciones a la asamblea de forma paritaria (50-50) (destacando que el mismo gobierno chavista elimin√≥ esto de la ley de comicios electorales en 2005), sale la oposici√≥n venezolana, la supuesta luz democr√°tica ante esta crisis oscura, a decir que aquello era inconstitucional y solo una artima√Īa para trampear las elecciones (que puede ser, pero por amor a cualquier dios en el que uno crea, era lo justo).

Entonces bueno, luego de eso, la Asamblea paritaria no se consiguió. Apenas 36 mujeres de sesenta y pico de diputados. Y todavía hay quien se atreve de hablar en contra de la paridad. Y siempre sale alguna chavista a decir que los anticonceptivos no se consiguen por la guerra económica. En fin, dificultades hay claro, pero mucho trabajo también.

 

SO: ¬ŅC√≥mo vez el futuro de Empoderadas FM y Proyecto M?

YC: Me encantar√≠a que ProyectoM fuera algo m√°s grande, incluso internacional. Creo que somos muy j√≥venes, estamos descubriendo el mundo y por eso nos cuesta saber exactamente a quienes queremos ayudar. Por ahora tenemos a todas las mujeres en mente pero sabemos que es imposible. Hemos tanteado varios terrenos y probablemente seguiremos tanteando hasta ‚Äúmadurar‚ÄĚ y escoger una lucha concreta, para enfocarnos en eso.

Por ahora yo veo a ProyectoM como un feminismo para chamas, para mujeres j√≥venes, amigable y cotidiano. Que podr√≠a crear una gran comunidad a trav√©s de un portal tipo ‚Äúrevista-blog‚ÄĚ, donde todas conversemos sobre nuestros problemas, nuestras luchas y a trav√©s de ese compartir creemos espacios f√≠sicos de discusi√≥n y trabajo. Tambi√©n una labor que hemos hecho casi de forma obligatoria para poder hacer el resto es la de limpiar el nombre del feminismo. Presentar el feminismo de una forma amigable es necesario y algo que hemos desempe√Īado bien. Muchas feministas antes de nosotros se han conformado con lo acad√©mico o lo art√≠stico, que al final terminan siendo dos √©lites lejanas al grueso de la poblaci√≥n. Nosotros queremos un feminismo cercano. En eso trabajamos.

Con Empoderadas no sé. No sé hasta donde se puede llegar. Pero llevarlo a digital tipo podcast es una meta a corto plazo. Videos no lo sé, lo he pensado pero pienso que es un terreno que ya está abarcado. Siempre como un brazo de ProyectoM para hacer ese feminismo de la cercanía. Esa es la idea.

 

SO: ¬ŅQue quieres decir con ‚Äúfeminismo cercano‚ÄĚ?

YC: Con feminismo cercano me refiero a un feminismo que se baja de los altares de la ciencia social. Nosotros conocimos el feminismo en la universidad. Al principio, puede verse como una filosof√≠a acad√©micamente muy compleja. Le√≠amos a Fronet-Betancourt, a Beauvoir, Millet, Comesa√Īa, Sartre, Ricour, Dussell. Entendimos la realidad pero no era tan f√°cil explicarla. La ciencia y la filosof√≠a son elitescas. Les gusta ser elitescas. Le gusta hablar enredado para que todos piensen que habla de algo muy complicado de entender. El feminismo expuesto as√≠ est√° destinado a quedarse en las √©lites y no nos sirve de nada, porque si no baja la sociedad no cambia. Dentro de las √©lites hay machismo claro, pero es fuera de las √©lites que la cosa se pone fea de verdad. Que est√°n las mujeres que mueren y nadie entiende que es injusto.

A nosotros nos han mirado mal desde la ciencia. Como quien simplifica mucho lo que es complejo. (‚Äú¬Ņqui√©nes son ustedes para hablar de esto?‚ÄĚ cosas as√≠) Pero bueno, zapatero a su zapato. Nosotros hacemos lo nuestro, que creemos que es importante y ellos que hagan lo suyo, que claro que tambi√©n lo es. Al final el objetivo siempre es la igualdad.

 

SIGUE EMPODERADAS FM EN INSTAGRAMFACEBOOK, Y TWITTER

SIGUE PROYECTOM EN INSTAGRAMFACEBOOK, Y TWITTER

Edit (4/21/2016): the former title "The First Feminist Radio" has been changed to acknowledge the women and community members that have taken part in feminist radio before Empoderadas FM and ProyectoM.